Búscador Mujer Joven:

Hoy es y hay 1 usuarias activas

 
Contenidos
 
Paginas amigas
Ok juegos
Recetas de cocina
Fotos de humor
Peliculas gratis
Relatos eroticos
Biografias
Trucos caseros
Letras de canciones
Juegos guapos
Tv gratis
Series online
Agregar web

Emoticonos
Que fotos
Peliculas online
Refranes
Contactos personales
Cine gratis
Que Chistes

+ Añadir tu web
 
Suscríbase!
Reciba articulos y consejos de Mujer Joven gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




































 




La campaña de Paulina Nin
Categoría: Grandes Mujeres/Mujeres en la politica
Valor de este artículo: 2.00
Enviada por:


Valora este articulo de MujerJoven.net de
Grandes Mujeres/Mujeres en la politica

Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo


Mujer Joven:  Grandes Mujeres/Mujeres en la politica > La campaña de Paulina Nin

La campaña de Paulina Nin
Su nueva vida en Pichilemu







Por Loreto Aravena


“Esto no lo habrías visto jamás antes en la vida de Paulina Nin”, dice de sí misma riendo la ex diva televisiva entre el prende-y-apaga del secador. “Esto de que me estuvieran armando y desarmando el pelo o que la maquilladora me estuviera pintando sin ninguna instrucción de mi parte... Nuuu, jamás. Un par de años atrás habría traído a mi peinadora, que me hubiera puesto una laca especial para la humedad y que me habría dejado un mechón justo en dirección al vértice de la boca. Así de jodida era yo”.



Paulina parece cómoda en su hogar temporal. No le importa la estrechez, no le importa que “Lorenzo”, la copia fiel de “Cosita” pero en blanco, y “Charly”, un golden retriever que volvió hirviendo en pulgas un día antes de la entrevista después de dos meses de desaparición, le ocupen los pocos metros cuadrados de su cabaña playera. Porque la candidata a alcaldesa por Pichilemu se da por pagada con su segundo piso que está lleno de ventanales con una envidiable vista al mar y porque en su pieza hay lugar suficiente para su colección de jockeys. “Y si la casa se llena, ¡qué problema! Al Canuto (su hijo mayor) le encanta dormir en carpa en la playa con sus amigos”, dice el ex rostro de Canal 13 dejando entrever su nueva actitud, la de no complicarse la vida.



¿A qué se debe esta nueva Paulina?



Yo me relajé de aquí (muestra su cabeza) y termina acá (se toca el estómago). Me quedan pocas tripas y no quiero una segunda peritonitis, porque eso me significaría una bolsa en la guata para el resto de mi vida y ya con ocho meses fue suficiente (por primera vez, Paulina cuenta el drama de haber soportado una bolsa quirúrgica que le servía para los desechos, tras la peritonitis que sufrió el 2002). Yo soy fuerte, pero igual me mandé mis lloriqueos en la pieza. Llegué a pensar que algo muy malo había hecho en mi vida para haber pasado por todo eso. Pero en vez de preguntarle a Dios ‘por qué’, le pregunté ‘para qué’, y eso es lo que me ha dado fuerzas.



¿O sea que el relajo llegó por la peritonitis?



Entendí que tenía que sacar la pata del acelerador y por eso tomé decisiones sabias en ese momento: me fui del 13 y terminé con Giancarlo. A mí nadie me saca de la cabeza que el estrés que sufrí con La Mañana del 13 me provocó todo el problema con mi guata.



¿Y qué aprendió?



Que ahora manda el miedo a enfermarme. Antes vivía en función de lo que me pedía el canal, que había que estar en campañas solidarias, que había que ayudar con no sé qué... Yo soy solidaria todo el año, apadrino hace tiempo a unas fundaciones, entonces no tenía por qué estar en todas. Este año, por ejemplo, me invitaron a la Teletón y dije que no.



Tenía entendido que no la habían llamado...



Me habían invitado a inaugurar el viaje del tren al sur y no quise ir por la enfermedad de mi hermana. Además, no estoy para esas cosas ya.



¿Pero no había pasado un año ya desde que su hermana sufrió del aneurisma cerebral?



Sí, pero no son temas para dejarlos botados así como así. Además, este año bastaba y sobraba con Mario Kreutzberger y su hija. Yo ayudo a los niños minusválidos no únicamente cuando es la Teletón, sino todos los días del año. Yo he conseguido sillas para algunos de ellos.



La acompañamos a una de las actividades del día, a una trilla en Paredones, una localidad cercana a Pichilemu. Mientras avanza por el camino de tierra, el auto comienza a roncearse, da seis coletazos y amenaza con salirse de la ruta. Paulina no suelta ni un grito ni el volante, sino que toma el control de su 4x4 diciendo “espérate, espérate”, y la doma como si fuera un ternero en plena media luna. Con la misma tranquilidad, controla las preguntas que van y vienen entre calaminas y polvo. Tanto el reiki -que le hace un maestro a la distancia para que esté en armonía- como las recomendaciones de sus asesores políticos, la ayudan a filtrar las impurezas de su sincero vocabulario. “La Nin”, como ella misma se denomina, no les inyecta anestesia a sus comentarios. “Primero estuvo lo que pasó con La Mañana del 13 (fines del 2001), cuando personas como la Alicia Pedroso, a quien yo recomendé para que me reemplazara, y el “Chavito” (Alejandro Chávez, notero corresponsal en Miami de Viva la Mañana), al que yo defendí ante los ejecutivos cuando lo querían echar por feo, se aprovecharon de mi estadía en la clínica para decir que el rating había subido sin mí. Y luego pasó lo de Arriba el Animo (2002), al que le empezaron a sacar los productores para repartirlos en una serie de programas más. Todo para ahorrar. Además, ni a mí ni a la gente se le estaba pagando lo que correspondía”.



¿No le habrá jugado en contra el ego?



No, no fue el ego. Fue mi escala de valores. Ya me parecía una burla que nos pidieran sacar algo de calidad con menos presupuesto y cuando me avisaron que el Arriba el Animo no seguiría, fui bien clara con los ejecutivos: les dije que era el colmo que en un canal que se suponía abogaba por principios cristianos se sacara un espacio que, además de ayudar a la gente, les subía el ánimo en plena crisis económica.



¿Qué sentía con los comentarios de que había salido ‘picada’ o que se había quedado sin televisión?



Hay tres cosas. Una: yo no estoy lejos de la televisión, sino del Canal 13, porque este año sigo en La Escuelita (sketch de corte humorístico en Siempre Contigo de Mega). Dos: yo opté por el cable después de salir del 13, porque quería hacer un programa cómo, cuándo y con quién se me antojara (el último es Dulce y Salado en el canal ABT). Y tres: yo fui quien le dijo “chao” al Canal 13 después de que la Memé Ducci me dijo que yo participaría en un talk show el segundo semestre del 2002 pero que no había nada seguro. Yo no me quería seguir prostituyendo en un canal de doble estándar. Yo fui la que quiso dejar un contrato que me daba más de $ 10.000.000 mensuales y sé que eso a mujeres que arañan por estar en la televisión, como la Savka (Pollack) o la Titi García-Huidobro, les es imposible creer.



No estará usted un poco a la defensiva con el tema todavía...



No, para nada. Lo que yo hago en la vida es crear anticuerpos frente a la gente mala, copuchenta y que no te conoce bien.



¿Qué le parecen las sucesoras de Paulina Nin?



Son sólo eso: sucesoras. Pero no reemplazantes. No hay nadie que pueda lograr lo que yo hice. La Anasol (Romero), la Savka murieron en La Mañana del 13. No resultaron. Y la Carla Constant es muy simpática, pero es sólo eso: pura sonrisa. Para conducir un programa, para animarlo, hay que ser eso: conductor y/o animador.



Esas palabras podrían interpretarse como despecho...



Mira, yo tengo la tranquilidad de saber que me debo al público. Es la televisión la que me debe 23 años de mi vida. Siempre fui profesional: nunca llegué a las nueve de la noche con el pelo mojado a animar un estelar. Trabajé enferma tanto en TVN como en el 13 y nunca nadie se acercó para decirme “oye, ándate para tu casa”.



Pero Nin de Cardona asegura estar alejada los “cagüines” de la tevé porque está concentrada en dar rienda suelta a la vocación de servicio que dice llevar en la sangre desde chica. Paulina mantiene vívidos los recuerdos de “las onces masivas que organizaba mi mamá en el cité del barrio Yungay” y no se olvida de los enfermos, los borrachos y niños de la calle que su madre, Fresia Muñoz, llevaba a su casa para que se alimentaran y se bañaran.



¿A qué clase social considera usted que pertenece?



A la media, a lo que se conoce como la categoría de los G.C.U., o sea, “Gente Como Uno” (ríe). Pero nada más. Vivo sencillo. Cuando viajo, por ejemplo, no voy a los hoteles más caros ni me voy en primera. La vida me ha enseñado que tú estás arriba y abajo y no en una clase determinada.



Asesorada por políticos que le aconsejan no mover tanto las manos en radio porque el “chinchineo” de sus pulseras se escucha agresivo, Nin decidió cambiar sus zapatos italianos por las botas Harley Davidson para caminar por Pichilemu, un pueblo que, a su parecer, está estancado hace años y “manejado por una persona que privilegia los compadrazgos para aprobar proyectos. Hay constructoras ligadas a la DC que son las únicas facultadas para edificar acá. Entonces los empresarios que llevan tiempo tratando de invertir en la zona, no se arriesgan mientras permanezca el actual edil”.



Parece conocer muy bien la trayectoria del alcalde DC, Jorge Vargas...



Sí, su dudosa gestión y se lo he dicho en su cara. El día que trató de salir al paso del tema del terreno de los pescadores de Pichilemu (los conminó a salir en septiembre de 2006 del sitio que el municipio les había concedido hasta el 2007), quiso arreglar la fecha con un lápiz Bic, lo que te demuestra lo poco serio que es. Y lo peor de todo, es que compra la inocencia de la gente llevándoles bolsitas con tallarines y salsas.



Hay quienes la critican a usted por no tener carrera política...



Prefiero ser una afuerina, porque no tengo compromisos con nadie. Maximiano Errázuriz (diputado RN) dice que mi plus es no estar contaminada con la politiquería.



¿Qué le pasa cuando la comparan con Raquel Argandoña?



¡Es que yo no tengo nada que ver con esa señora! La diferencia es que fue el pueblo el que me llamó para que yo me presentara a edil, y cuando supe de las irregularidades que se estaban cometiendo en la alcaldía, no me pude ir tranquila a mi casa.



¿Qué tanto conoce a la gente de Pichilemu?



Yo venía a veranear cuando chica para acá en carpa y también venía a la casa de amigos. Además, conozco a una señora pichilemina que se me acercó una vez en el centro de Santiago y llorando me contó que le habían quitado a su guagua de ocho meses. Ahora, la niñita tiene 12 años y vive en un casa en La Florida, en la que casi la tienen de nana. Yo la estoy ayudando con los trámites judiciales para recuperarla.



La imagen de Paulina Nin es de una mujer sofisticada que se viste bien y caro. ¿No podría generar distancia con la gente de pueblo eso?



¡Pero si yo me compro la ropa en el mismo lugar que se la compra todo Pichilemu! Voy a la ropa usada y entro a las tiendas donde los buzos cuestan “luca”.



Ahora, que vive en Pichilemu…



Soy más sencilla de lo que se piensa. Es cierto que para algunos eventos del pasado tuve que comprarme vestidos de Rubén Campos, pero son diseños que fui modificando. Les puse hombreras y se las saqué, le agregué solapas, etc. Pero para el día a día, siempre compré la ropa en Patronato.



Dice que se cansó del cinismo y doble estándar de la tele, pero ¿en la política, esas cosas no se acentúan?



A pesar de que sentí reticencia de estar de nuevo en el ojo del huracán, finalmente entendí que sólo alguien con una imagen cercana a la gente como yo podía terminar con esta política de compadrazgos.



Nin está confiada en que saldrá elegida y si no, dice que se va feliz para su casa. De todas maneras, asegura que desde que lanzó su candidatura en noviembre del año pasado, ya ganó. No económicamente hablando, sino que en tranquilidad, en hacer nuevas amistades y en tener a su mamá con ella, quien padece de una cirrosis bilial hepática que requiere mucho cuidado.



Tantas enfermedades en su familia…



Lo de mi mamá fue una enfermedad mal cuidada que ahora se hizo crónica. Lo de mi hermana Ximena fue un aneurisma cerebral. La mayor también tiene problemas al estómago. Pero yo haría una diferencia: lo de las hijas responde a un papá muy exigente, porque las niñitas Nin tenían que ser irreprochables. Con ese peso, el cuerpo en algún minuto pasa la cuenta.



¿Pero eso lo sabe su papá?



El se dio cuenta cuando estuvo conmigo en EE.UU, acompañándome en la operación en que me sacaron el colon. Cuando volví a la vida pesando 43 kilos le dije que teníamos mucho que agradecerle, pero también mucho que reprocharle. Y yo creo que él igual lo sabía.



Pero lo del colon pasó hace tiempo y su “relajo” es más bien reciente…



Me relajé cuando decidí salir con un hombre menor en público. Ese fue el momento en que me dije que no me importaría lo que opinara mi papá ni mi mamá, ni la gente, ni los jefes ni nadie. Ni siquiera mis hijos, porque al final, son los más interesados en que esté contenta, que estuviera con un gallo sano, que no jalara ni piteara.



¿Pero no le resultó peor el remedio que la enfermedad?



(Se ríe). En el programa de Lucho Jara dije que era la última vez que hablaría de Petaccia en público y volví a decir lo que he dicho muchas veces, que a él no le convenía hablar...



Quizás el capítulo de sus “pucheros” -como describió brevemente la animadora las reacciones que tenía Giacarlo Petaccia cada vez que no lo enfocaban en La Mañana del 13- podría dar pie una serie de dimes y diretes mediáticos. Por eso es que se apaga la grabadora. “La Nin” cuenta cómo llegó “el Peta” a Primer Plano, de ChileVisión, pero prefiere no explayarse. Al menos no en público.



De las confesiones de la “nueva Paulina”, no queda claro si su relajo es total o parcial. Sí tiene claro que no va a aceptar cualquier hombre. “Si es más chico, tendrá que olvidarse de los ‘pucheros’. Si es mayor, tendrá que estar en forma. Me cargan esos ‘poncherúos’ que no se pueden ver los pies. Pero más que todo, necesito alguien que me acoja y me diga ‘gordita, usted no se preocupe’”. Mientras, tiene a “Lorenzo” y a “Charly”, los perros que se pelean cada cinco segundos por celos. Ambos luchan por la atención exclusiva de la actual candidata a alcaldesa.


Envía este articulo de MujerJoven.net a tú amiga
Tu e-mail:
E-mail de tu amiga/o:
Recibir articulo de MujerJoven.net en mi e-mail.    

 

 




 

404 Not Found

Not Found

The requested URL /jaula.php was not found on this server.

Nube de palabras y articulos, consejos testimonios chistes etc.. relacionadas con este portal

mujer mujer joven mujer actual, testimonios chistes feministas Arte Chistes Feministas Dinero Ejercicios Emociones Enfermedades Familia Gastronomía Ginecologia Grandes Mujeres Medicina Natural Moda Nutricion Obstetricia Pediatria Perdida de Peso Personajes Piel y Belleza Poesia Salud Seleccione Sexo Sexualidad Sociedad Tecnología Testimonios Tests Amorosos Tests Emocionales

Artesania
Fotografia Historia Literatura Manualidades Para reirse un rato Chistes Ahorros Negocios Perfil emprendedor Ejercicios de relajación Ejercicios de respiracion Mantente en forma Posturas saludables Programa de ejercicios especificos Tips y consejos de ejercicios Amor En Pareja Frases románticas Horoscopo Chino Novios Pensamientos Psicologia Signos zodiacales Tu hogar Albinismo Alteraciones del ojo tiroideo Amigdalitis Cabello, piel y uñas Cancer Colesterol Corazón y circulación Dermatologia El asma Enfermedades  Enfermedades pulmonares Estrabismos Estrés Generalidades Infecciones de transmisión sexual Innnovaciones Mentales Neumonía Ojos Picadura de insectos Resfriado común Salud Salud de la Mujer Sida Sistema nervioso Todo acerca... Tumores Vida sana Hijos Hogar Naturaleza Padres Comida Mexicana Comina China Datos y consejos utiles Delicias dulces El ABC de la cocina Frutos secos Gastronomia Chilena Platos salados Recetas afrodisiacas Tragos (0) Amenorrea Anticonceptivos  Climaterio Esterilidad Fertilidad Oncologia Salud y enfermedades Mujeres en el arte  Mujeres en la politica Mujeres que hicieron historia 80 Afrodisiacos naturales Antienvejecimiento Aparato respiratorio Aparato urinario Aromaterapia Cansancio-Forma Circulación Esencias florales de Bach Homeopatía Huesos-Articulaciones Insomnio Nerviosismo Método pilates Obesidad Piel Belleza Plantas medicinales Problemas digestivos Procesos infecciosos Reiki Tensión Colesterol Tips de salud Transtornos digestivos Tu salud Bodas Consejos Estilo Hogar y estilo Lenceria Ropa Alimentos Cosejos sobre alimentacion Grasas Minerales Preguntas de nutrición Transtornos de la alimentación Algunas enfermedades Cambios corporales Embarazo  Empezando a conocerte Natalidad Nutricion Alimentacion Asma Cuidado y educacion de sus hijos Dentición Dermatologia Emergencias Lactancia materna Mi primer año  Piojos en los niños Preguntas de pediatría Salud de los hijos Tus hijos Consejos de dieta y perdida de peso Desintoxicantes Dietas Dietas de rigor Una buena alimentación  De la historia Personajes de la actualidad Acné Cabello Celulitis Cirugía plástica: mejorando la imagen Cuidados Curso de automaquillaje Datos utiles Dientes Estrias Los Labios Manos Maquillaje Maquillaje express Para verte como una diva Perfumes  Pestañas y cejas Piel y cuerpo Pies Preguntas de belleza) Principios básicos del maquillaje Spa Tips de belleza Uñas Varices Fechas especiales Poemas de amistad Poemas de amor Poesia contemporanea Poesia erotica Poesía latinoamericana Alergias Dejando el cigarrillo Efectos del tabaquismo Enfermedades de la piel) Infecciones Insomnio Odontología Periodo menstrual Se trata de tu salud Diccionario  Erotismo Masturbacion Sexo y amor Afrodisíacos Anticonceptivos Kamasutra Mitos del sexo Pareja Preguntas de sexualidad Sexo y relaciones Tantra ¿Como te gusta que te hagan el amor? Bodas famosas Farandula Realeza Ciencia Internet Aborto Adopción  Anorexia Discapacitados Grandes historias de amor Mamas Muerte Sexuales Tendencias preparada para casarte Emociones e inteligencia
 

Powered by Gsus Networks
Agregar Web - Directorio de webs