Búscador Mujer Joven:

Hoy es y hay 1 usuarias activas

 
Contenidos
 
Paginas amigas
Ok juegos
Recetas de cocina
Fotos de humor
Peliculas gratis
Relatos eroticos
Biografias
Trucos caseros
Letras de canciones
Juegos guapos
Tv gratis
Series online
Agregar web

Emoticonos
Que fotos
Peliculas online
Refranes
Contactos personales
Cine gratis
Que Chistes

+ Añadir tu web
 
Suscríbase!
Reciba articulos y consejos de Mujer Joven gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




































 




La píldora de la discordia
Categoría: Enfermedades/Vida sana
Valor de este artículo: 5.00
Enviada por:


Valora este articulo de MujerJoven.net de
Enfermedades/Vida sana

Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo


Mujer Joven:  Enfermedades/Vida sana > La píldora de la discordia

La píldora de la discordia


Acercarse a los 50, a los inicios de la menopausia, significa no sólo dejar de preocuparse por el embarazo. Para muchas mujeres equivale enfrentar un panorama oscuro que involucra una compleja decisión: tomar o no tomar hormonas. Los riesgos y beneficios de esta terapia no son iguales para todas y, para colmo, los más recientes estudios, entregados hace unos días, sencillamente no terminan de aclarar muchas dudas al respecto.




“Desde el 2002 a la fecha, la mayoría de las mujeres posmenopáusicas o interrumpió su Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) o se cambió a otras sustancias supuestamente ‘naturales’ que no tienen efectos importantes sobre el organismo”, afirma preocupado el ginecólogo Oscar González, ex presidente de la Sociedad Chilena de Climaterio.



El pánico femenino se produjo a raíz de los primeros resultados dados a conocer ese año por el mayor estudio realizado en la historia de la medicina estadounidense: el WHI (Women’s Health Initiative), que consta de distintas etapas y que, entre 1991 y 2006, ha abarcado un universo de 28.000 norteamericanas. El objetivo fue descubrir los riesgos y ventajas de esta terapia que en principio se planteó como la panacea para prevenir las enfermedades típicas de la vejez (afecciones cardiovasculares, osteoporosis) además de acabar para siempre con los molestos síntomas de la menopausia: bochornos, sudores nocturnos, insomnio, pérdida de la libido, envejecimiento de la piel y sequedad vaginal.



Sin embargo, en el estudio realizado entre 1997 y 2002, en que 18.000 mujeres fueron sometidas al uso combinado de estrógenos y progestinas, se comprobó un leve aumento en los casos de cáncer de mama (8 casos más por cada diez mil usuarias), enfermedades cardiovasculares (siete por cada diez mil) y apoplejías (ocho por cada diez mil). Esto fue suficiente para terminar abruptamente (en 2002) con esta investigación que debía prolongarse hasta 2005, pese a que no todo era negativo: también se registró una disminución en los cánceres de endometrio y colorrectal, y en las fracturas de cadera. Pero los investigadores consideraron que los riesgos de la terapia combinada eran más que los beneficios.



“El problema fue que la muestra incluyó a mujeres muy mayores: el promedio de inicio del tratamiento fue de 63 años e incluso algunas tenían más de 70, una aberración desde el punto de vista médico, porque a nuestras pacientes se les recetan las hormonas desde el momento mismo en que se produce una baja en el nivel de estrógenos, alrededor de los 50 años e incluso antes en algunos casos”, explica el doctor González.



Cuenta también que el Colegio Americano de Ginecólogos, en esa oportunidad, recomendó suspender la TRH a quienes no la necesitaban y determinó el uso de otras sustancias para evitar la osteoporosis. Hubo otro estudio en Inglaterra llamado “Million women” que abarcó a un millón de mujeres posmenopáusicas con la terapia de reemplazo hormonal, y que también estableció un riesgo de aumento del cáncer de mama. No es de extrañar entonces que las mujeres en masa abandonaran las hormonas ante el temor, de que el remedio saliera peor que la enfermedad.



La TRH, sin embargo, no ha perdido completamente la batalla. A mediados de abril pasado se conocieron los resultados de la última parte del estudio WHI. Esta vez fueron 11.000 mujeres, entre 50 y 79 años, con una histerectomía previa (es decir, sin útero), a quienes durante siete años se les sometió a una terapia que incluía solamente estrógenos.



“Generalmente la progesterona se adiciona para prevenir el cáncer de endometrio, pero como ellas no tenían útero no había necesidad. La gran conclusión de este último estudio es que los estrógenos no producen cáncer de mama como se pensaba. El cuidado hay que tenerlo con la progestina. En los 50 años de vida de esta terapia han cambiado los medicamentos y las dosis. Hoy existen, por ejemplo, las progesteronas agonistas puras que tienen una acción importante sobre el colesterol sin los efectos negativos de las otras”, dice González.



-¿Por qué razón defiende tanto a los estrógenos?



“Es la hormona clave de la mujer. Una vez que se llega a la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos y la piel empieza a perder elasticidad e hidratación, se descalcifican los huesos, se pierde el apetito sexual, se cae el pelo y se originan las molestias típicas: bochornos, insomnio, dolores articulares. Pero lo más delicado es que se pierde la protección cardiovascular. La principal causa de muerte en las chilenas es por culpa del corazón”.



-De acuerdo al último estudio, ¿sólo las mujeres con histerectomía podrían consumir estrógenos?



“Sí, pero yo soy partidario de no descartar a priori la Terapia de Reemplazo Hormonal a las mujeres en general. Prefiero hablar de la terapia POS (Personalizada, Oportuna y Segura), en la que el médico estudia cada caso e indica las hormonas a partir del mismo momento en que comienza la deficiencia de estrógenos y no después de cinco años de menopausia. Ninguna mujer es igual a otra. En el mundo las estadounidenses son las que más sufren de cáncer de mama y las japonesas, las que menos. Las mujeres del norte de Europa hacen más osteoporosis que las españolas y las árabes. Las anglosajonas tienden a sufrir más trombosis. A mi juicio, tomar estrógenos solos es mucho menos riesgoso que no tomar.




Cuándo sí, cuándo no


El doctor Juan Carlos Acevedo, director del Centro Integral de la Mama de la Clínica Las Condes, cree que cada día se despeja más el tema de la TRH y su relación con el cáncer de mama, la segunda causa de muerte entre las chilenas que padecen cáncer:



“Hay dos grandes grupos de mujeres que llegan a la menopausia: las que presentan síntomas y las que no. A éstas últimas, basta con recomendarles ejercicios, una buena dieta alimenticia, suplementos vitamínicos y calcio. Para otros problemas, como la sequedad vaginal existen tratamientos locales. El dilema es qué hacer con las mujeres que presentan síntomas, de los cuales el más desagradable es el bochorno. La TRH se sugiere para los casos extremos y persistentes sólo después de verificar con una mamografía que no tiene riesgo de un problema en esta área”.



Acevedo dice que es frecuente encontrar mujeres que, sin tener los síntomas, están con la terapia para prevenir la osteoporosis. “Hoy existen en el mercado otros medicamentos que sirven para prevenir esta enfermedad”, advierte.



Coincide con él la oncóloga estadounidense Jenny Chang, del Baylor College of Medicine de Houston, quien estuvo por primera vez en Chile invitada especialmente para el reciente Simposio Internacional de Cáncer de Mama. Ella corrobora que si bien todavía muchos médicos de su país recomiendan la TRH con el afán de evitar la osteoporosis, la principal razón por la cual una mujer podría usar hormonas sería con el fin de aliviar los síntomas de la menopausia.



“Han salido medicamentos en forma de tabletas que se toman una vez a la semana e incluso uno que es inyectable cada seis meses. La osteoporosis no me preocupa”, dice al tiempo que agrega: “Los bochornos pueden llegar a ser tan malos que no dejan dormir en las noches. Se da entonces la paradoja que estando en una edad que es para disfrutar, sin tanta presión y estrés, empiezas a pasarlo pésimo por culpa de la menopausia. Es muy injusto”, dice Chang.



-¿Qué tipo de hormonas deben emplearse en la terapia?



Si una mujer conserva todavía su útero tiene que usar una terapia combinada. Las únicas que pueden ingerir sólo estrógenos son las que han tenido una histerectomía, lo que equivale a un tercio de la población femenina aproximadamente. Se están ofreciendo ahora ‘estrógenos naturales’, ‘fitoestrógenos’ y otros nombres genéricos varios. Muchas mujeres han abandonado su TRH y se han cambiado a estos productos convencidas de que no causan los efectos de las hormonas tradicionales. Pero no hay diferencias entre unos y otros. Los riesgos son los mismos.



-Usted, llegado el momento de la menopausia, ¿usaría la terapia de reemplazo hormonal?



No puedo, porque formo parte del grupo de alto riesgo: tengo antecedentes familiares de cáncer de mama. En Estados Unidos ya es una norma que cualquier mujer que presente cáncer de mama, de inmediato se realiza un estudio a toda su parentela femenina. Ninguna de ellas podrá seguir una TRH, porque los estrógenos aumentan la posibilidad de presentar esa enfermedad. Y ojo, una mujer que no es de alto riesgo, con mamografías impecables, no debe olvidar que a mayor tiempo de terapia hormonal, mayor riesgo de cáncer de mama. No es aconsejable seguir la terapia por más de una década, en lo personal recomiendo a lo más cinco años, ojalá menos y en dosis más pequeñas.



La doctora Chang aclara que en el último estudio de WHI realizado en Estados Unidos, se llegó a la conclusión de que los estrógenos (0.625 milígramos diarios de Premarin o Comprimin aplicados sólo a mujeres posmenopáusicas con histerectomía) no aumentaban ni disminuían las enfermedades cardíacas, que era la médula de lo que se estaba investigando.



“Al mismo tiempo, apareció un incremento en el riesgo de infartos cerebrales y trombosis. En cuanto al cáncer de mama, se observó una posible reducción del riesgo, pero se dijo que había que seguir investigando. Lo que está claro gracias a este estudio es que la terapia con estrógeno solo no debería ser utilizada para prevenir enfermedades crónicas. Es por este motivo que hoy no existe un médico que recomiende la TRH sin antes estudiar muy acuciosamente a cada paciente”, concluyó la especialista.



Envía este articulo de MujerJoven.net a tú amiga
Tu e-mail:
E-mail de tu amiga/o:
Recibir articulo de MujerJoven.net en mi e-mail.    

 

 




 

404 Not Found

Not Found

The requested URL /jaula.php was not found on this server.

Nube de palabras y articulos, consejos testimonios chistes etc.. relacionadas con este portal

mujer mujer joven mujer actual, testimonios chistes feministas Arte Chistes Feministas Dinero Ejercicios Emociones Enfermedades Familia Gastronomía Ginecologia Grandes Mujeres Medicina Natural Moda Nutricion Obstetricia Pediatria Perdida de Peso Personajes Piel y Belleza Poesia Salud Seleccione Sexo Sexualidad Sociedad Tecnología Testimonios Tests Amorosos Tests Emocionales

Artesania
Fotografia Historia Literatura Manualidades Para reirse un rato Chistes Ahorros Negocios Perfil emprendedor Ejercicios de relajación Ejercicios de respiracion Mantente en forma Posturas saludables Programa de ejercicios especificos Tips y consejos de ejercicios Amor En Pareja Frases románticas Horoscopo Chino Novios Pensamientos Psicologia Signos zodiacales Tu hogar Albinismo Alteraciones del ojo tiroideo Amigdalitis Cabello, piel y uñas Cancer Colesterol Corazón y circulación Dermatologia El asma Enfermedades  Enfermedades pulmonares Estrabismos Estrés Generalidades Infecciones de transmisión sexual Innnovaciones Mentales Neumonía Ojos Picadura de insectos Resfriado común Salud Salud de la Mujer Sida Sistema nervioso Todo acerca... Tumores Vida sana Hijos Hogar Naturaleza Padres Comida Mexicana Comina China Datos y consejos utiles Delicias dulces El ABC de la cocina Frutos secos Gastronomia Chilena Platos salados Recetas afrodisiacas Tragos (0) Amenorrea Anticonceptivos  Climaterio Esterilidad Fertilidad Oncologia Salud y enfermedades Mujeres en el arte  Mujeres en la politica Mujeres que hicieron historia 80 Afrodisiacos naturales Antienvejecimiento Aparato respiratorio Aparato urinario Aromaterapia Cansancio-Forma Circulación Esencias florales de Bach Homeopatía Huesos-Articulaciones Insomnio Nerviosismo Método pilates Obesidad Piel Belleza Plantas medicinales Problemas digestivos Procesos infecciosos Reiki Tensión Colesterol Tips de salud Transtornos digestivos Tu salud Bodas Consejos Estilo Hogar y estilo Lenceria Ropa Alimentos Cosejos sobre alimentacion Grasas Minerales Preguntas de nutrición Transtornos de la alimentación Algunas enfermedades Cambios corporales Embarazo  Empezando a conocerte Natalidad Nutricion Alimentacion Asma Cuidado y educacion de sus hijos Dentición Dermatologia Emergencias Lactancia materna Mi primer año  Piojos en los niños Preguntas de pediatría Salud de los hijos Tus hijos Consejos de dieta y perdida de peso Desintoxicantes Dietas Dietas de rigor Una buena alimentación  De la historia Personajes de la actualidad Acné Cabello Celulitis Cirugía plástica: mejorando la imagen Cuidados Curso de automaquillaje Datos utiles Dientes Estrias Los Labios Manos Maquillaje Maquillaje express Para verte como una diva Perfumes  Pestañas y cejas Piel y cuerpo Pies Preguntas de belleza) Principios básicos del maquillaje Spa Tips de belleza Uñas Varices Fechas especiales Poemas de amistad Poemas de amor Poesia contemporanea Poesia erotica Poesía latinoamericana Alergias Dejando el cigarrillo Efectos del tabaquismo Enfermedades de la piel) Infecciones Insomnio Odontología Periodo menstrual Se trata de tu salud Diccionario  Erotismo Masturbacion Sexo y amor Afrodisíacos Anticonceptivos Kamasutra Mitos del sexo Pareja Preguntas de sexualidad Sexo y relaciones Tantra ¿Como te gusta que te hagan el amor? Bodas famosas Farandula Realeza Ciencia Internet Aborto Adopción  Anorexia Discapacitados Grandes historias de amor Mamas Muerte Sexuales Tendencias preparada para casarte Emociones e inteligencia
 

Powered by Gsus Networks
Agregar Web - Directorio de webs