Búscador Mujer Joven:

Hoy es y hay 1 usuarias activas

 
Contenidos
 
Paginas amigas
Ok juegos
Recetas de cocina
Fotos de humor
Peliculas gratis
Relatos eroticos
Biografias
Trucos caseros
Letras de canciones
Juegos guapos
Tv gratis
Series online
Agregar web

Emoticonos
Que fotos
Peliculas online
Refranes
Contactos personales
Cine gratis
Que Chistes

+ Añadir tu web
 
Suscríbase!
Reciba articulos y consejos de Mujer Joven gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




































 




La Envidia
Categoría: Emociones/Psicologia
Valor de este artículo: 5.00
Enviada por:


Valora este articulo de MujerJoven.net de
Emociones/Psicologia

Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo


Mujer Joven:  Emociones/Psicologia > La Envidia

La Envidia
Si la envidia fuera tiña cuántos tiñosos no habrían, reza un viejo refrán venezolano. Y es que la envidia, al igual que el amor, es un sentimiento que ha acompañado al hombre desde el principio de sus días.

Desde el mismo momento en que la culebra envidiosa hizo que Eva mordiera el fruto del árbol prohibido, el hombre ha sido envidioso y envidiado. Pero, ¿Qué es la envidia? Algunos la definen como el sentimiento de pesar, de ira o de codicia, por el bien ajeno, que lleva al envidioso a sentir gran cantidad de emociones negativas por la persona envidiada. Hay quien la define como una conducta no asertiva acompañada del miedo a la pérdida de afectos y de posesiones. Otros la definen como una especie de ira pasiva.

Friederich Nietzsche, en su libro La Genealogía de la Moral, define la envidia como el instinto de la crueldad que revierte hacia atrás cuando ya no puede seguir desahogándose hacia afuera. Con ella el alma humana se ha vuelto profunda y malvada, es la fuente de la nueva valoración: el resentimiento, que se vuelve creador del odio reprimido y la venganza, del débil e impotente.

La envidia a través del tiempo

Si nos remontamos a la historia del principio de nuestros días, vemos cómo el primer caso de envidia se presenta con Caín y Abel.

Según el Génesis IV, Caín, cegado por la ira, se dejó llevar por la profunda envidia que sentía por su hermano Abel y lo asesinó.

Saúl, hijo de Kish, quien es considerado por algunos como el primer Rey de Israel en el año 1.000 a.c., fue traicionado por Samuel, quien después de ayudarlo en su gesta, se opuso al desarrollo de la monarquía buscando limitar el poder del nuevo Rey.

En el libro La República o el Estado, de Platón, vemos cómo este filósofo, a través de los diálogos de Sócrates con los sofistas, definió la envidia cuando explica que el alma se dividía en tres partes: La primera, aquella por la que el hombre conoce (la razón o el conocimiento). La segunda, por la que el hombre se irrita (las emociones). Y la tercera, tenía demasiadas formas como para que pudiera ser comprendida bajo un nombre en particular. Platón la define como la amiga deseosa de la adquisición de gloria y de lucro.

En este mismo libro vemos cómo los sofistas, llevados por la envidia que sentían hacia Sócrates, debido a su sabiduría y su amplia noción del bien y el mal, de lo justo y de lo injusto, hicieron que éste bebiera la cicuta que le causó la muerte.

Wolfang Amadeus Mozart fue altamente odiado y envidiado por la genialidad que desde pequeño lo acompañó en la composición de música que hacía para las cortes de Austria en el siglo XVIII, especialmente por Antonio Salieri, quien arraigó dentro de sí un profundo odio hacia Dios, pues creía que éste había mandado a su criatura (Mozart) para desplazarlo.

En la película Amadeus, vemos cómo a través de la narración cinematográfica, Salieri habla con Dios diciéndole eres injusto, vengativo y malo. Te bloquearé, lo juro. Le haré mucho daño a tu criatura en la tierra hasta donde pueda hacerlo y voy a arruinar tu encarnación, refiriéndose a Mozart.

El desarrollo de la envidia

Muchos son los momentos en que la envidia puede aflorar. La llegada de un hermanito, por ejemplo, causa en el primogénito sentimientos de envidia, pues la atención y el afecto de los padres inevitablemente se desviará hacia el nuevo miembro de la familia. Esta inseguridad puede generar en el hermano mayor la necesidad destructiva de dominar al hermano menor. El resentimiento hacia el hermanito no requiere necesariamente un fundamento racional pues éste puede darse aún cuando la atención de los padres y los recursos económicos sean abundantes para ambos hijos.

Pero este sentimiento de ira podría surgir cuando existe un vacío de amor de padres por lo que, en este particular, tanto el padre como la madre tienen que estar atentos. Sin embargo, aún cuando la dominación del hermano mayor es más frecuente no quiere decir que no suceda lo contrario. En ocasiones el hermano menor puede ser más brillante, más ingenioso, más locuaz o del sexo preferido de los padres y puede utilizar estas virtudes para dominar al hermano mayor, especialmente si la diferencia de edad es poca entre ambos.

Es aquí donde la labor de educación de la autoestima de los niños por parte de los padres es fundamental y prioritaria para evitar estos sentimientos de envidia entre hermanos.

La envidia en los círculos profesionales

Pero no solamente en el ámbito del hogar pueden generarse sentimientos de envidia. Con mucha frecuencia vemos que en el campo profesional este sentimiento es más generalizado. En los entornos políticos y artísticos predominan las intrigas producto de las envidias. En el mundo del fashion o el modelaje los resentimientos generados por la envidia son el pan de cada día, pero en todos los campos profesionales existe el deseo de sobresalir a toda costa, incluso destruyendo a las personas sobresalientes que son las víctimas de este sentimiento.

Eduardo Liendo, autor del libro Los Platos del Diablo une su talento al cineasta Thaelman Urgelles para realizar la película del mismo nombre en la que se presenta la envidia como una de las posibilidades de esta obra. Liendo nos comenta que es una película descollante, pues el sentimiento de deseo de fama y trascendencia a cualquier precio hace que un autor modesto sienta envidia por un escritor sobresaliente llevándolo al plagio y al asesinato. Por su parte, Urgelles manifiesta que la envidia es un sentimiento que existe y que está más difundido de lo que uno pueda imaginarse.

El mal de ojo

Con esta denominación los venezolanos le pusimos nombre a la envidia ¿Quién de nosotros alguna vez no utilizó la manito de azabache? Nuestro pueblo, creyente del mal de ojo, utiliza las llamadas contras que evitan ser blanco de éste. La mano de azabache es sólo una. También existen los lazos rojos, las bolsitas con dientes de ajo, los collares con hilo de espina de pescado, las calabazas o auyamas en nuestras casas y hasta las pepas de zamuro, que impiden ser víctimas de los sentimientos negativos unidos a la envidia. Hasta las personas religiosas usan escapularios.

Envidiosos y envidiados

Cuántas veces no hemos escuchado expresiones como ¡Qué casa tan bella tiene fulanito... cuánto lo envidio! Y así con cosas como una automóvil, el éxito profesional, la suerte, la belleza, etc. que tienen algunas personas. Pero nos hemos puesto a pensar en cómo es la persona que envidia estas cosas.

En líneas generales el envidioso es una persona con baja autoestima que vive deseando el logro, los reconocimientos y las cosas materiales de los demás. En la mayoría de los casos son mediocres, tienen poca capacidad para generar ideas y muy por el contrario les gusta robar ideas. Son amigos de ganar indulgencias con escapulario ajeno, critican destructivamente y son propensos al fracaso. Siempre se sienten víctimas, son desorganizados, menos inteligentes y en el mayor de los casos son personas pasivas, retraídas y no liderizan. Les gusta la intriga y el chisme. Es servil, adulador o jala mecate e hipócrita. Además, la venganza es su mejor arma para destruir.

Por su parte, la persona blanco de las envidias, por lo general es exitosa, trabajadora y con una gran capacidad de liderazgo, producto de una autoestima elevada y de una profunda creencia en sí misma.

Los envidiados son personas talentosas, con una dosis de ingenio, capaces de tomar decisiones, asumir retos y responsabilidades. Generalmente fijan posición ante las cosas y la vida, pero si se equivocan son capaces de rectificar, lo que las hace personas con sentido autocrítico. Son sociables, con buen sentido del humor, de buen carácter y siempre están dispuestas a colaborar. Tienen gran amplitud de pensamiento y no ejercen la venganza.

Ahora que ya los conocen, pregúntese en qué lado quiere estar, en el los envidiosos o en el de los envidiados. La decisión depende de usted.

El enfoque psicológico

Felícitas Kort de Rosemberg, presidenta de la Asociación venezolana para el Avance de las Ciencias del Comportamiento, AVAC, y miembro del Consejo Consultivo de nuestro programa Cita con los Psicólogos, explica que en la psicología contemporánea existen varios puntos de vista que explican el fenómeno de la envidia. El enfoque conductual parte de la base de que existen cuatro emociones básicas como son el placer, la ira, el amor y el miedo. Para un especialista en psicología conductual, la envidia es una de las variaciones de la ira.

En este sentido, la persona envidiosa tiene una serie de características que la incorporan dentro de las personas no asertivas. Los no asertivos son personas que no se expresan adecuadamente y no saben confrontar sus problemas a tiempo, sino que los tienen capsulados y cuando quieren algo no son claros en sus peticiones y negociaciones, hacen sus quejas solapadamente, hablan en líneas generales y no son específicos en su forma de hablar. En su voz se puede apreciar un tono de súplica y cuando entablan una conversación, no mantienen contacto visual con su interlocutor. Viven en una permanente tensión corporal y tienen poco poder personal.

Para la psicología conductual, cada caso es único y particular y la persona envidiosa es tratada con encuestas que miden el grado de envidia que siente en este momento. Se estudia la persona paso a paso sin interpretar lo que es ésta, buscando la eficacia en el tratamiento a seguir, para incorporarla en el mundo de la asertividad, aprendiendo a tener coherencia entre lo que piensa, siente y hace.

La evolución del individuo tiene mucho que ver en este problema de la envidia. En la medida que el ser humano tenga mayores destrezas, piense mejor, domine sus emociones y sepa como comportarse en situaciones sociales, en esa medida se planteará si el envidiar a alguien y desear sus bienes, sus éxitos profesionales y personales, será una prioridad en su vida. Si se convierte en una obsesión, se convierte en un problema importante y si se trata de envidias pasajeras, se puede decir que es característico del ser humano que puede querer cosas y desearlas.




Envía este articulo de MujerJoven.net a tú amiga
Tu e-mail:
E-mail de tu amiga/o:
Recibir articulo de MujerJoven.net en mi e-mail.    

 

 




 

404 Not Found

Not Found

The requested URL /jaula.php was not found on this server.

Nube de palabras y articulos, consejos testimonios chistes etc.. relacionadas con este portal

mujer mujer joven mujer actual, testimonios chistes feministas Arte Chistes Feministas Dinero Ejercicios Emociones Enfermedades Familia Gastronomía Ginecologia Grandes Mujeres Medicina Natural Moda Nutricion Obstetricia Pediatria Perdida de Peso Personajes Piel y Belleza Poesia Salud Seleccione Sexo Sexualidad Sociedad Tecnología Testimonios Tests Amorosos Tests Emocionales

Artesania
Fotografia Historia Literatura Manualidades Para reirse un rato Chistes Ahorros Negocios Perfil emprendedor Ejercicios de relajación Ejercicios de respiracion Mantente en forma Posturas saludables Programa de ejercicios especificos Tips y consejos de ejercicios Amor En Pareja Frases románticas Horoscopo Chino Novios Pensamientos Psicologia Signos zodiacales Tu hogar Albinismo Alteraciones del ojo tiroideo Amigdalitis Cabello, piel y uñas Cancer Colesterol Corazón y circulación Dermatologia El asma Enfermedades  Enfermedades pulmonares Estrabismos Estrés Generalidades Infecciones de transmisión sexual Innnovaciones Mentales Neumonía Ojos Picadura de insectos Resfriado común Salud Salud de la Mujer Sida Sistema nervioso Todo acerca... Tumores Vida sana Hijos Hogar Naturaleza Padres Comida Mexicana Comina China Datos y consejos utiles Delicias dulces El ABC de la cocina Frutos secos Gastronomia Chilena Platos salados Recetas afrodisiacas Tragos (0) Amenorrea Anticonceptivos  Climaterio Esterilidad Fertilidad Oncologia Salud y enfermedades Mujeres en el arte  Mujeres en la politica Mujeres que hicieron historia 80 Afrodisiacos naturales Antienvejecimiento Aparato respiratorio Aparato urinario Aromaterapia Cansancio-Forma Circulación Esencias florales de Bach Homeopatía Huesos-Articulaciones Insomnio Nerviosismo Método pilates Obesidad Piel Belleza Plantas medicinales Problemas digestivos Procesos infecciosos Reiki Tensión Colesterol Tips de salud Transtornos digestivos Tu salud Bodas Consejos Estilo Hogar y estilo Lenceria Ropa Alimentos Cosejos sobre alimentacion Grasas Minerales Preguntas de nutrición Transtornos de la alimentación Algunas enfermedades Cambios corporales Embarazo  Empezando a conocerte Natalidad Nutricion Alimentacion Asma Cuidado y educacion de sus hijos Dentición Dermatologia Emergencias Lactancia materna Mi primer año  Piojos en los niños Preguntas de pediatría Salud de los hijos Tus hijos Consejos de dieta y perdida de peso Desintoxicantes Dietas Dietas de rigor Una buena alimentación  De la historia Personajes de la actualidad Acné Cabello Celulitis Cirugía plástica: mejorando la imagen Cuidados Curso de automaquillaje Datos utiles Dientes Estrias Los Labios Manos Maquillaje Maquillaje express Para verte como una diva Perfumes  Pestañas y cejas Piel y cuerpo Pies Preguntas de belleza) Principios básicos del maquillaje Spa Tips de belleza Uñas Varices Fechas especiales Poemas de amistad Poemas de amor Poesia contemporanea Poesia erotica Poesía latinoamericana Alergias Dejando el cigarrillo Efectos del tabaquismo Enfermedades de la piel) Infecciones Insomnio Odontología Periodo menstrual Se trata de tu salud Diccionario  Erotismo Masturbacion Sexo y amor Afrodisíacos Anticonceptivos Kamasutra Mitos del sexo Pareja Preguntas de sexualidad Sexo y relaciones Tantra ¿Como te gusta que te hagan el amor? Bodas famosas Farandula Realeza Ciencia Internet Aborto Adopción  Anorexia Discapacitados Grandes historias de amor Mamas Muerte Sexuales Tendencias preparada para casarte Emociones e inteligencia
 

Powered by Gsus Networks
Agregar Web - Directorio de webs