Búscador Mujer Joven:

Hoy es y hay 1 usuarias activas

 
Contenidos
 
Paginas amigas
Ok juegos
Recetas de cocina
Fotos de humor
Peliculas gratis
Relatos eroticos
Biografias
Trucos caseros
Letras de canciones
Juegos guapos
Tv gratis
Series online
Agregar web

Emoticonos
Que fotos
Peliculas online
Refranes
Contactos personales
Cine gratis
Que Chistes

+ Añadir tu web
 
Suscríbase!
Reciba articulos y consejos de Mujer Joven gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




































 




Complicaciones , Depresión Después del Parto
Categoría: Obsetrecia/Algunas enfermedades
Valor de este artículo: 4.00
Enviada por:


Valora este articulo de MujerJoven.net de
Obsetrecia/Algunas enfermedades

Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo


Mujer Joven:  Obsetrecia/Algunas enfermedades > Complicaciones , Depresión Después del Parto

Complicaciones , Depresión Después del Parto
Para la mayoría de las mujeres, tener un bebé es una experiencia que las llena de ánimo y regocijo. Durante nueve meses, ha estado esperando conocer a su pequeño. Si éste es su primer bebé, descubrirá que su mundo se transformará al adoptar una nueva identidad: la identidad de madre. Aunque ya tenga otros hijos, cada nuevo bebé agrega otra dimensión a su familia y al cariño que siente por ella. Al mismo tiempo, también debe saber que, para algunas madres, los sentimientos de felicidad pueden estar mezclados con sentimientos de tristeza o soledad que incluso pueden eclipsar esa felicidad.

Aunque es normal sentirse triste durante los primeros días o las primeras semanas tras el nacimiento de un bebé, los síntomas graves que duran más de unos pocos días podrían ser un indicio de la enfermedad denominada “depresión puerperal” o PPD, por su sigla en inglés, que es la depresión después del parto. La PPD no diagnosticada y sin tratamiento puede ser devastadora. Como la PPD afecta a alrededor del 30 por ciento de todas las mujeres que dan a luz, todas las futuras madres deben tener conocimiento de los síntomas y las estrategias para sobrellevarla.
¿Es melancolía de la maternidad o PPD?
En los primeros días después del parto, la mayoría de las mujeres (entre el 60% y el 80%) sienten a veces malhumor, tristeza, frustración o irritabilidad. Esta depresión leve se denomina “melancolía de la maternidad” y es causada por cambios hormonales, falta de sueño y, además, por las dificultades personales a las que se enfrentan las nuevas madres en el período inmediatamente posterior al parto.

Afortunadamente, esta melancolía es transitoria en la mayoría de las mujeres, durando generalmente sólo unas semanas. La madre de un recién nacido que llore sin motivo, no sienta que tiene la energía suficiente para realizar las tareas cotidianas o no pueda dormir bien aunque se sienta agotada, podría estar sufriendo de la “melancolía de la maternidad”.

Sin embargo, si estos síntomas no desaparecen en dos semanas o si desaparecen y vuelven a aparecer unas semanas o meses más tarde, podría tratarse de un caso de PPD. La PPD comienza más tarde que la melancolía de la maternidad, apareciendo normalmente entre uno y tres meses después del parto y apareciendo a veces tanto como un año después del nacimiento.

La PPD es una depresión más fuerte que la melancolía de la maternidad y sus síntomas son más persistentes y variados, entre ellos:

Sentirse triste la mayor parte del tiempo
Sentirse deprimida por más que trate de combatir esa sensación
Llorar por lo menos una vez por día
Tener dificultades para concentrarse
No poder disfrutar de las cosas que normalmente le dan placer
Sufrir insomnio
Querer dormir todo el tiempo
Comer en exceso o muy poco
Sentirse muy irritable
Sentirse desesperanzada
Sentirse inútil
No querer seguir viviendo ni ser madre

Ésta no pretende ser una lista completa de síntomas y nadie debe usar este artículo para diagnosticarse PPD. Además, una madre sana podría sufrir por un tiempo de uno o dos de los síntomas que se indican más arriba, debido al estrés de la maternidad. Pero una mujer que sufra de cuatro o más de estos síntomas durante más de dos semanas podría estar sufriendo de PPD.

¿Cómo se puede saber con seguridad? En una encuesta informal, no científica, de diez madres, sólo una de ellas estaba segura de que había sufrido de PPD. Su marido la ayudó a determinar que lo que estaba sintiendo era más que la melancolía de la maternidad y recibió el tratamiento que necesitaba para reponerse. Varias de las otras mujeres consultadas indicaron que podrían haber tenido algún grado de depresión durante el año posterior al nacimiento de sus bebés. Mencionaron no tener ánimo para vestirse, no tener la fuerza de voluntar para llevar una alimentación sana y sentir frustración por no poder dormir, por más agotadas que se sintieran. Pero la mayoría de estas madres también opinaban que no debían concentrarse tanto en ellas mismas. Si sólo recuerda una cosa de este artículo, por favor asegúrese de que sea que debe confiar en sus instintos cuando se trata de PPD. Si cree que lo que está sintiendo podría no ser normal, es muy probable que no lo sea. Y solicitar ayuda cuando la necesite, no es una señal de debilidad o egoísmo. Si no puede hacerlo por usted, hágalo por su bebé. Su bebé la necesita sana, fuerte y feliz.

¿Cuál es su riesgo?
Parece que muchos de los motivos por los cuales puede sufrirse de PPD tienen que ver con el cuerpo de la mujer, su mente y el medio ambiente. Aunque los investigadores no están seguros de qué causa la PPD, se han identificado los siguientes factores de riesgo:

Tener un pariente que haya sufrido de depresión
Haber sufrido anteriormente de depresión
Cambios hormonales
Falta de sueño crónica
Tener un bebé que sufre de cólico
Complicaciones médicas de la madre o del bebé
Falta de una red de apoyo
Es necesario estudiar el tema más a fondo para entender el papel que desempeñan las hormonas en la PPD. Muchos expertos sospechan que las alteraciones y desequilibrios hormonales desempeñan un papel más importante en esta enfermedad de lo que se ha demostrado hasta ahora. Afortunadamente, aunque no se conocen a ciencia cierta las causas de la PPD, existen tratamientos eficaces.

Qué hacer si cree que pueda estar sufriendo de PPD
Si cree que pueda estar sufriendo de PPD, hay dos cosas que puede hacer. La primera es implementar cambios en su vida diaria y la segunda es solicitar asistencia profesional.

Cambios personales
Ya sea que sufra usted de la melancolía de la maternidad o de la depresión después del parto, puede tomar algunas medidas sencillas para simplificar y hacer más placentera su vida diaria. Por ejemplo:

No sea tan exigente consigo misma. No trate de hacer todo lo que hace normalmente. No realice todas las tareas domésticas habituales. Compre algunas comidas preparadas. Deje que se acumule la ropa sucia. Apague la campana del teléfono y deje que el contestador automático se encargue de las llamadas. Resista la tentación de tratar de ser una supermujer y simplemente trate de ser una buena madre, atendiendo a las necesidades de su bebé y a las suyas también.
Solicite ayuda. No se sienta culpable por pedirle a otros que la ayuden. Ya sea que necesite ayuda a nivel físico, tal como con los mandados o las tareas domésticas, o a nivel emocional, tal como apoyo moral cuando se sienta decaída, simplemente pídala. Tenga la seguridad de que las personas que la quieren y que quieren a su bebé, la ayudarán con gusto.
Dedíquese algo de tiempo a usted misma. Planee pasar algo de tiempo sin el bebé cada tanto para ir a la peluquería, ver una película o simplemente estar a solas un tiempo. Trate dedicarle algo de tiempo todos los días al aseo personal, duchándose, vistiéndose y, si lo desea, aplicándose maquillaje. Esmerarse en el aseo personal es importante para la salud mental.
Haga ejercicio. Incluso las caminatas diarias empujando el cochecito alrededor de la manzana pueden mejorar mucho su estado de ánimo. Se sentirá más saludable y más en control de su vida. Si puede nadar, andar en bicicleta o correr todos los días, es aún mejor. Asegúrese de consultar a su obstetra o partera antes de iniciar un programa de ejercicio físico.
Alímentse bien. Resista la tentación de consumir alimentos azucarados o fritos, estos pueden empeorar la situación. Las frutas frescas, la proteína baja en grasa y los carbohidratos complejos le ayudarán a aumentar su nivel de energía. El alcohol y las bebidas con cafeína, como el café, pueden empeorar la PPD y hasta afectar a su bebé. Lo mejor es evitarlos.
Haga del dormir una prioridad. Si es posible, duerma cuando su bebé esté durmiendo. Esto puede ser un problema si tiene PPD, pero dese la oportunidad de obtener el descanso que necesita al crear un ambiente relajado y silencioso en su habitación. Haga lo que pueda para dormir. Si aun no puede dormir, asegúrese de hablar con su médico.
Solicite Ayuda Profesional

Hable con un profesional. La PPD es una enfermedad que sólo un proveedor de atención médica puede diagnosticar. Algunas mujeres sienten pena al admitir que sufren de este tipo de depresión y, a la vez, se les hace difícil ser honestas con sus proveedores de atención médica sobre lo que están pasando. Recuerde que usted no hizo nada para iniciar esta condición, y con tratamiento se mejorará.
Considere Tratamiento. Si usted ha sido diagnosticada con PPD, la buena noticia es que hay una variedad de tratamientos disponible, y mientras más temprano empiece uno, se sentirá mejor más rápido. Su proveedor de atención médica puede recomendarle terapia o medicamentos, o una combinación de ambos dependiendo de la severidad de la PPD y de otros problemas que pueda tener. Algunas mujeres pueden oponerse al tomar antidepresivos u otros medicamentos porque sienten que deben superar la PPD por su cuenta. Si usted tiene PPD, recuerde que la PPD es una enfermedad, así como lo son la influenza o la diabetes. No existe una estigma al tomar medicamentos para aliviarla. La PPD no debe ser considerada una señal de debilidad o una indicación de que la mujer ha fallado como madre.
Dado que dos de cada tres madres no se ven afectadas por la PPD, las probabilidades están a favor de que tendrá un período posparto normal y sano. Pero si se ve afectada por la PPD, el obtener ayuda de amistades, su familia y su proveedor de atención médica es lo mejor que puede hacer por usted y su bebé.




Envía este articulo de MujerJoven.net a tú amiga
Tu e-mail:
E-mail de tu amiga/o:
Recibir articulo de MujerJoven.net en mi e-mail.    

 

 




 

404 Not Found

Not Found

The requested URL /jaula.php was not found on this server.

Nube de palabras y articulos, consejos testimonios chistes etc.. relacionadas con este portal

mujer mujer joven mujer actual, testimonios chistes feministas Arte Chistes Feministas Dinero Ejercicios Emociones Enfermedades Familia Gastronomía Ginecologia Grandes Mujeres Medicina Natural Moda Nutricion Obstetricia Pediatria Perdida de Peso Personajes Piel y Belleza Poesia Salud Seleccione Sexo Sexualidad Sociedad Tecnología Testimonios Tests Amorosos Tests Emocionales

Artesania
Fotografia Historia Literatura Manualidades Para reirse un rato Chistes Ahorros Negocios Perfil emprendedor Ejercicios de relajación Ejercicios de respiracion Mantente en forma Posturas saludables Programa de ejercicios especificos Tips y consejos de ejercicios Amor En Pareja Frases románticas Horoscopo Chino Novios Pensamientos Psicologia Signos zodiacales Tu hogar Albinismo Alteraciones del ojo tiroideo Amigdalitis Cabello, piel y uñas Cancer Colesterol Corazón y circulación Dermatologia El asma Enfermedades  Enfermedades pulmonares Estrabismos Estrés Generalidades Infecciones de transmisión sexual Innnovaciones Mentales Neumonía Ojos Picadura de insectos Resfriado común Salud Salud de la Mujer Sida Sistema nervioso Todo acerca... Tumores Vida sana Hijos Hogar Naturaleza Padres Comida Mexicana Comina China Datos y consejos utiles Delicias dulces El ABC de la cocina Frutos secos Gastronomia Chilena Platos salados Recetas afrodisiacas Tragos (0) Amenorrea Anticonceptivos  Climaterio Esterilidad Fertilidad Oncologia Salud y enfermedades Mujeres en el arte  Mujeres en la politica Mujeres que hicieron historia 80 Afrodisiacos naturales Antienvejecimiento Aparato respiratorio Aparato urinario Aromaterapia Cansancio-Forma Circulación Esencias florales de Bach Homeopatía Huesos-Articulaciones Insomnio Nerviosismo Método pilates Obesidad Piel Belleza Plantas medicinales Problemas digestivos Procesos infecciosos Reiki Tensión Colesterol Tips de salud Transtornos digestivos Tu salud Bodas Consejos Estilo Hogar y estilo Lenceria Ropa Alimentos Cosejos sobre alimentacion Grasas Minerales Preguntas de nutrición Transtornos de la alimentación Algunas enfermedades Cambios corporales Embarazo  Empezando a conocerte Natalidad Nutricion Alimentacion Asma Cuidado y educacion de sus hijos Dentición Dermatologia Emergencias Lactancia materna Mi primer año  Piojos en los niños Preguntas de pediatría Salud de los hijos Tus hijos Consejos de dieta y perdida de peso Desintoxicantes Dietas Dietas de rigor Una buena alimentación  De la historia Personajes de la actualidad Acné Cabello Celulitis Cirugía plástica: mejorando la imagen Cuidados Curso de automaquillaje Datos utiles Dientes Estrias Los Labios Manos Maquillaje Maquillaje express Para verte como una diva Perfumes  Pestañas y cejas Piel y cuerpo Pies Preguntas de belleza) Principios básicos del maquillaje Spa Tips de belleza Uñas Varices Fechas especiales Poemas de amistad Poemas de amor Poesia contemporanea Poesia erotica Poesía latinoamericana Alergias Dejando el cigarrillo Efectos del tabaquismo Enfermedades de la piel) Infecciones Insomnio Odontología Periodo menstrual Se trata de tu salud Diccionario  Erotismo Masturbacion Sexo y amor Afrodisíacos Anticonceptivos Kamasutra Mitos del sexo Pareja Preguntas de sexualidad Sexo y relaciones Tantra ¿Como te gusta que te hagan el amor? Bodas famosas Farandula Realeza Ciencia Internet Aborto Adopción  Anorexia Discapacitados Grandes historias de amor Mamas Muerte Sexuales Tendencias preparada para casarte Emociones e inteligencia
 

Powered by Gsus Networks
Agregar Web - Directorio de webs